Análisis de Burnout Paradise (PS3)

Carátula Burnout Paradise

Fecha de lanzamiento: 31 de enero del 2008

Características: PS3-Velocidad-Coches-Arcade

Distribuidor: Electronic Arts

Productor: Electronic Arts

Desarrollador: Electronic Arts

Precio: 69,95€

Manual: Castellano.
Textos: Castellano.
Voces: Castellano.

Código PEGI: +3

Web oficial: Disponible

 

Imagen 13 de Burnout Paradise

Imagen 12 de Burnout Paradise

Imagen 11 de Burnout Paradise

Imagen 10 de Burnout Paradise

Imagen 9 de Burnout Paradise

Imagen 8 de Burnout Paradise

Imagen 7 de Burnout Paradise

Imagen 6 de Burnout Paradise

Imagen 5 de Burnout Paradise

Imagen 4 de Burnout Paradise

Imagen 3 de Burnout Paradise

Imagen 2 de Burnout Paradise

Imagen 1 de Burnout Paradise

Análisis publicado el 28-10-2008 por Xaeron.

Hará unos 6 años apareció un juego de conducción arcade que se salía de lo convencional, no era el típico de carreras de coches, ya que introducía esta competición por zonas urbanas, pobladas de otros vehículos ajenos a la carrera, en donde se hacia énfasis en una competencia agresiva en la cual valía cualquier cosa para ganar. Con el tiempo se ha ido afianzando y se ha hecho un hueco en el mundillo del videojuego siendo ya casi un imprescindible anual. El último de esta saga es el Burnout Paradise, el cual ha introducido muchas mejoras y novedades respecto a los anteriores.

Jugabilidad

De lo primero que nos daremos cuenta tras una pequeña introducción, consejos y minitutorial, los cuales serán dados por una especie de interlocutor de la radio, será de la gran libertad que se nos ofrece en este título, en comparación con anteriores entregas, teniendo a nuestra disposición toda una ciudad y sus alrededores (mayormente zonas montañosas) para poder explorar y conducir por ella, es más, la ciudad es la que da nombre a la coletilla del juego, Paradise City.

Además de a las carreras, en esta ciudad tendemos acceso a gasolineras en donde rellenar el turbo (aunque éste también puede ser rellenado a base de acrobacias y derrapes), talleres en donde reparar el vehículo y desguaces donde cambiar de coche entre los que poseamos.

Para acceder a las diferentes pruebas y carreras simplemente deberemos ir a un cruce, y con pisar el freno y el acelerador al mismo tiempo se activará el evento. Cada cruce tiene una carrera distinta y hay cinco tipos distintos de carreras, el primero y más habitual es la "Carrera", que es una "carrera clásica" en la que tienes que llegar primero a cierto punto designado en el mapa, aunque al ser totalmente abierto el camino lo decides tú, pudiendo coger rutas alternativas o atajos ocultos. El segundo es "Furia al volante", que se basa en hacer un número de Takedowns antes te los hagan a ti, un Takedown es hacer chocar a un competidor o estrellarlo contra, por ejemplo, un muro, en esencia es destrozar a tus rivales. El siguiente modo es "Circuito al Rojo Vivo" que es como una especie de contrarreloj con un tipo especifico de vehículo. "Acrobacias", como su propio nombre indica, es una prueba en la que se debe realizar el mayor número de acrobacias, derrapes y saltos para conseguir la puntuación indicada. Y la última es Captura, en la cual debemos llegar a cierto punto sin que los rivales nos hagan demasiados Takedown.

En total hay más de 120 eventos para disputar por toda la ciudad, que junto los diferentes modos antes mencionados, hacen que el juego sea muy divertido y largo, aunque a veces puede llegar a ser repetitivo, a parte de que el juego en general puede ser demasiado fácil para los mas exigentes o expertos del género. Quizás un pequeño punto negativo es que si pierdes una carrera, normalmente estás bastante lejos del punto de inicio, lo cual te obliga en numerosas ocasiones a realizar un gran recorrido de vuelta para poder reiniciarla.

Para alargar más aun si cabe la duración y si queremos simplemente explorar, podemos tomarnos un respiro entre competición y competición e investigar todo el mapeado tratando de encontrar todos los super saltos, carteles que destruir y otros elementos que nos alientan a explorar a fondo Paradise City.

Otro punto interesante es el carné, con el cual podremos ir “subiendo de nivel” según vayamos ganados pruebas, lo cual nos dará la posibilidad de competir en nuevas carreras que teníamos antes bloqueadas. Al ganar estas competiciones obtendremos nuevos vehículos o acceso a otros que deberemos encontrar en la ciudad y hacerle un Takedown. En total hay 75 vehículos, siendo de diferentes tipos y específicamente hechos para los distintos eventos, como carreras, acrobacias etc. A pesar de que son ficticios, hay algunos fácilmente reconocibles y basados en modelos reales. Quizás lo que se echa en falta es algo de personalización en estos (a parte de la elección de color que sí está), pudiendo añadir dibujos, alerones y otros elementos estéticos.

Por su parte el modo online es increíblemente divertido y alarga enormemente la duración del juego. Mientras buscamos una competición a nuestro gusto, podremos circular por toda Paradise City, como en el modo de un solo jugador, con la salvedad de que nos podremos encontrar con otros jugadores deambulando por allí. Pero al empezar la carrera es cuando realmente empieza la diversión y los piques.

Gráficos

El apartado gráfico es si duda el mejor de todos, totalmente cuidado teniendo unas texturas muy definidas y con una gran calidad en el juego de luces, todo ello movido a unos 60fps casi constantes, y digo casi constantes ya que en ciertos momentos de mucha carga visual se resiente ligeramente el motor, auqnue sin llegar a ser molesto y resultando casi imperceptible.

El juego de luces como he comentado es soberbio, haciendo que el sol nos deslumbre o veamos en la claridad del día una ciudad casi paradisíaca como es Paradise City (valga la redundancia). La paleta de colores es excelente, así como los reflejos y luces en la carrocería de cada uno de los vehículos, los cuales merecen mención a parte.

El sello de la saga Burnout son los accidentes y en esta ocasión no se quedan atrás, llevándolo a otro nivel, siendo increíblemente relistas. De comenzar con un deslumbrante vehículo, con el paso del tiempo, unos cuantos choques y accidentes, veremos como se va degradando con roces, partes abolladas o incluso destrozadas. Se nota que han hecho mucho hincapié y que han detallado con maestría los daños en todos los vehículos, llegando a extremo de que al empotrarse uno contra un muro no quede más que un amasijo de hierros irreconocible. Todo esto adornado por multitud de chispas, trozos tanto metálicos como de cristal y otras partículas volando, que podremos ver durante un accidente.

En cuanto a la ciudad, es digno de elogio lo conseguida que está, llena de detalles, siendo la misma enorme, con multitud de callejuelas o atajos, colosales edificios o zonas espectaculares, como las que están en los alrededores de la ciudad, las cuales mayoritarriamente son montañosas y desde las cuales tendremos impresionantes vistas y carreteras serpenteantes que darán pie a emocionantes y peligrosas carreras.

Música y sonido

La calidad de la música es sensacional, con gran multitud de grupos y canciones conocidas, teniendo como tema central del juego, uno de de Guns N’ Roses, más concretamente Paradise City, el cual da el nombre a este título. También podemos encontrar temas de Avril Lavigne, Alice in Chains o Killswitch Engage, sumando en total unas 40 canciones, aunque hay algunos que no pegan demasiado con la mecánica del juego. De todas formas, éstas pueden ser configuradas para elegir cuales y como queremos oírlas.

En cuanto al sonido, en general, es muy bueno, siendo sobresaliente todo lo que respecta a los coches. Esto mismo es aplicable a los choques y accidentes, ya que podemos escuchar desde el impacto hasta el sonido de cada uno de los trozos y cristales saltando.

Edición española

Como ocurre normalmente Electronic Arts ha traido Burnout Paradise totalmente traducido y doblado al castellano. A pesar de que durante todo el juego sólo hay una voz, la del DJ de la radio del juego, está bastante bien y cumple perfectamente su cometido dándonos consejos o realizando anuncios.

Conclusión

Éste es quizás el mejor Burnout de todos los que han salido hasta el momento, con una gran cantidad de novedades respecto a los anteriores, un apartado gráfico de lujo y con un divertido modo online, aunque para los más exigentes puede ser algo fácil y a la larga se puede hacer repetitivo.

Lo mejor: Largo, divertido, espectacular apartado gráfico.

Lo peor: puede hacerse repetitivo a la larga y puede llegar a ser demasiado fácil. Que no halla una opción para repetir una prueba fallida sin tener que hacernos el camino de vuelta.

-- Publicidad --

Horas jugadas: más de 20.

Jugabilidad: 9
Gráficos: 9.5
Música y sonido: 9
Modo multijugador: 9
Edición española: 9
Nota final: 9

Página 1 de 1

Comenta este artículo

 

 

FAQ Contacta con nosotros Publicidad Mapa web

Página generada en 0.033 segundos RSS 2.0 Players4Players