Análisis de Boom Blox (Wii)

Carátula Boom Blox

Fecha de lanzamiento: 09 de mayo del 2008

Características: Wii-Miscelánea-Puzzles

Distribuidor: Electronic Arts

Productor: Electronic Arts

Desarrollador: EA Games

Precio: 49,95€

Manual: Castellano.
Textos: Castellano.
Voces: Desconocido.

Código PEGI: 3+

Web oficial: Disponible

 

Imagen 11 de Boom Blox

Imagen 10 de Boom Blox

Imagen 9 de Boom Blox

Imagen 8 de Boom Blox

Imagen 7 de Boom Blox

Imagen 6 de Boom Blox

Imagen 5 de Boom Blox

Imagen 4 de Boom Blox

Imagen 3 de Boom Blox

Imagen 2 de Boom Blox

Imagen 1 de Boom Blox

Análisis publicado el 06-08-2009 por Zarten.

A Boom Blox ya le precedía la fama antes de salir al mercado. ¿Por qué? Pues bien simple: tras él se esconde nada más y nada menos que Steven Spielberg. Electronic Arts, por su parte, supo sacar provecho de la mente privilegiada del famoso director de cine y, gracias a sus ideas, consiguieron desarrollar un título, que si bien no deja de ser un juego de puzles, sorprende por su originalidad, jugabilidad y aprovechamiento de las capacidades de los controles de Wii.

Boom Blox es un juego sencillo, pero no es fácil; es intuitivo, pero requiere de una buena estrategia para alcanzar los objetivos de forma eficiente; y además es completo, con gran cantidad de modos de juego y opciones que incluyen multijugador de hasta cuatro jugadores.

La mecánica principal del juego es fácil de explicar. Todo gira en torno a la destrucción, una actividad que, por mucho que lo neguemos, a todos nos produce satisfacción. Como jugadores, nos encontraremos con diferentes construcciones formadas por diferentes piezas, muy al estilo del famoso Jenga. Según el objetivo marcado, habrá que derribar la estructura, alcanzar una pieza determinada, poner a los personajes en situaciones concretas, etc.

La variedad está garantizada

Existen gran cantidad de misiones y minijuegos, aunque la mayoría se centran en disparar para destruir o en sacar piezas al estilo del citado Jenga. Lo bueno radica en la diferencia entre cada estructura y situación, además de la aparición entre las construcciones de piezas especiales que facilitarán o comlicarán el tema. Así, se podrán encontrar piezas que son explosivas, piezas químicas que afectan a las piezas colindantes, piezas metálicas, piezas que desaparecen, etc. Todo ello lo podremos ir descubriendo en cualquiera de los dos modos de juego: Exploración y Aventura. El primero es una sucesión de decenas de misiones que habrá que ir resolviendo sin más. El segundo modo ya es más elaborado, y habrá que ir avanzando en las historias de los diferentes personajes ayudándolos a conseguir sus objetivos. Aquí, según lo bien que lo hagamos, se nos clasificará en oro, plata o bronce. Este hecho hace que el juego se alargue más, ya que conseguir oro en todas las fases es sumamente complicado. Además, según se vaya avanzando, se irán desbloqueando ciertos extras como nuevos personajes, vídeos o piezas extra para usar en el editor de niveles.

A todo esto ayuda la amplitud de acciones que se pueden llevar a cabo. Podremos empujar piezas, sacarlas, dispararles con láser o balas, hacerlas rebotar..., y es aquí donde entra en juego la casi perfección alcanzada con los controles. El uso del WiiMote es increiblemente preciso y sencillo, y la implementación de los controles y movimientos de cámara son ideales para el devenir de las partidas, algo lógico teniendo en cuenta que Boom Blox es un juego pensado, diseñado y desarrollado única y exclusivamente para Wii. Tanto es así, que después de jugarlo es prácticamente imposible pensar en jugarlo con otro tipo de control o en otra plataforma.

Pero, obviamente, todo esto sería imposible sin unas físicas bien cuidadas. Boom Blox se centra en la destrucción de estructuras formadas por piezas que, según dónde o cómo se golpeen, actuarán de una forma u otra. Para ello, EA ha sabido sacar mucho provecho del motor Havok, y es realmente sorprendente como las piezas actúan según la fuerza, la inercia, la trayectoria y otros factores. La semejanza del comportamiento de las físicas con el que se produciría en una situación parecida en la realidad es prácticamente del cien por cien, algo que no es fácil, y más teniendo en cuenta el gran número de piezas que se pueden llegar a mostrar en pantalla en algunas fases. De todos modos, también es cierto que este aspecto es parte fundamental del título, por lo que ha sido cuidado con mucho esmero.

Sin embargo, no ha sido tan así en el aspecto gráfico, pero es que tampoco es necesario (recordemos que se trata de un juego de puzles). Aún así, quizás se echen de menos más detalles. Por poner un ejemplo, los etornos que rodean a las estructuras, los fondos, etc. son demasiado simples. En realidad, todo el apartado gráfico es simple, colorido y cuasi-infantil, pero al menos se ve que ha sido algo hecho a propósito para poder echar toda la carne en el asador en otros aspectos.

Lo mismo ocurre con el sonido. No es un aspecto a destacar, aunque ni para bien ni para mal. Simplemente pasa desapercibido, y casi lo que más destaca son los propios personajes, que son animales con forma de ficha, al hacer los ruidos propios de su especie (vacas, gallinas, ovejas, etc.). Creo que eso lo dice todo.

Con amigos, mucho mejor

Como viene siendo habitual en esta generación de consolas, uno de los puntos fuertes de este título es el apartado multijugador. Boom Blox no disfruta de ninguna opción online, pero si tiene una grandísima cantidad de opciones, niveles y minijuegos divididos en tres grupos: Coger, Lanzar y Atacar, todos ellos englobados en el modo Fiesta. Aquí podrán competir o cooperar hasta cuatro jugadores al mismo tiempo, dándole al juego una mayor dimensión. La atmósfera de competición que se crea en este modo Fiesta es tal, que para un servidor está a la altura de otros juegos como Mario Party 8, Rayman Raving Rabbids o WarioWare, por citar algunos ejemplos. Eso sí, el dinamismo y el pique instanténao no se palpa de la misma manera. La mayoría de los minijuegos son lentos y requieren de tiempo para pensar y elaborar una estrategia, así que puede para algunos puede resultar demasiado falto de intensidad como para disfrutar en pandilla.

Si te aburres del contenido del juego, crea el tuyo propio

Y es aquí donde reside otra forma de alargar el juego indefinidamente. Boom Blox incluye un intuitivo, sencillo y muy completo editor de niveles. Con este editor se pueden construir estructuras al gusto en cuanto a dimensiones, número de piezas, personajes, forma, etc. Tras el derroche de creatividad, los niveles podrán utilizarse en el modo Fiesta o, incluso, podrán enviarse a amigos gracias al servicio WiiConnect24 de Nintendo. Todo un lujo.

Finalmente, la edición española es correcta. Tanto el libreto de instrucciones como los menús del juego se encuentran en un perfecto castellano. Las voces no, pero apenas hay nada que traducir, ya que los personajes se dedican prácticamente a emitir sonidos de animales.

Conclusión

Boom Blox es, bajo la opinión del que escribe, uno de los juegos insignia de Wii. Con este título, los puzles cobran una nueva dimensión gracias a los siempre novedosos controles de Wii. Pese a su sencillez, y también gracias a ella, es un juego que consigue enganchar con facilidad, y que además se ve reforzado con un potente editor de niveles y con gran cantidad de opciones multijugador que alargan notablemente su vida, además de hacerlo ideal para disfrutar tanto en solitario como en compañía. 

Lo mejor: Su frescura, su sencillez, su jugabilidad, su duración, el editor y el apartado multijugador.

Lo peor: Siendo ya exigentes, la ausencia de modo online.

-- Publicidad --

Horas jugadas: 30

Jugabilidad: 9
Gráficos: 7
Música y sonido: 7
Modo multijugador: 8.5
Edición española: 9
Nota final: 8

Página 1 de 1

Comenta este artículo

 

 

FAQ Contacta con nosotros Publicidad Mapa web

Página generada en 0.018 segundos RSS 2.0 Players4Players