Análisis de Borderlands (PC)

Carátula Borderlands

Fecha de lanzamiento: 30 de octubre del 2009

Características: PC-Acción-Rol-Shooter-1º persona-Futurista-Fantástico

Distribuidor: 2K Games

Productor: 2K Games

Desarrollador: Gearbox Software

Precio: 44.99€

Manual: Español.
Textos: Español.
Voces: Español.

Código PEGI: 18+

Web oficial: Disponible

Requisitos: Procesador a 2,4 GHz o equivalente· 1 Gb de RAM (2 Gb con Vista)· Unidad de DVD· 8 Gb de espacio libre en disco duro· Tarjeta de vídeo con 256 Mb o superior· Tarjeta de sonido compatible con Windows· Periféricos compatibles: Pad Xbox 360

Requisitos recomendados: Procesador a 2,4 GHz o equivalente· 2 Gb de RAM· Unidad de DVD· 8 Gb de espacio libre en disco duro· Tarjeta de vídeo con 256 Mb o superior (serie GeForce 9 o superior/serie Radeon R700 o superior)· Tarjeta de sonido compatible con Windows Tarjetas de vídeo compatibles: serie GeForce 200, series GeForce 9, 8 y 7, serie Radeon R600 (HD 2400-HD2900)serie Raedon R600 (HD3000) serie Radeon R700 (HD 4000)

 

Imagen 19 de Borderlands

Imagen 18 de Borderlands

Imagen 17 de Borderlands

Imagen 16 de Borderlands

Imagen 15 de Borderlands

Imagen 14 de Borderlands

Imagen 13 de Borderlands

Imagen 12 de Borderlands

Imagen 11 de Borderlands

Análisis publicado el 25-11-2009 por apetecan.

Se dice que en Pandora hay una cámara llena de riquezas que ha atraído a los más ambiciosos y osados mercenarios, uno de los cuales eres tú. Sin embargo, este planeta no sólo alberga la cámara y las hordas de bandidos que han ido a por ella, sino a una fauna monstruosa y agresiva que se relame al ver pasar tan copioso almuerzo. Lucha por tu vida para poder luchar por la riqueza.

Borderlands es un shooter con una vertiente rolera evidente. Así lo pretendían sus desarrolladores y lo cierto es que ha quedado un resultado muy digno. Con una innumerable cantidad de armas sobre el planeta, entre las que podrás comprar o encontrar y las que puedes arrebatar a los enemigos cuando los abates, partes de una buena ventaja, pero probablemente insuficiente para lidiar con los enemigos humanos que te topes y con la fauna que habita el planeta. Necesitarás además desarrollar las habilidades de tu personaje, que podrás escoger entre cuatro bien diferenciados (un francotirador, una atractiva maestra del sigilo, un soldado y una mole cuyos puños son más mortíferos que cualquier arma). Si bien es cierto que cualquiera de los personajes puede utilizar cualquier arma, las habilidades y las bonificaciones que reciba estarán generalmente relacionadas con su especialidad.

Las posibilidades que ofrece el juego a la hora de afrontar las batallas son numerosas. Amén de la habilidad de cada personaje, (un ave que atacará por ti cuando seas el francotirador, lograr la invisibilidad y gran rapidez de movimiento cuando seas la chica, una torreta desplegable que atacará a los enemigos y te cubrirá en el caso del soldado, y un ataque de furia incontenible en cuanto al bestia del cuarteto) las numerosas armas y sus distintas categorías configuran un amplio abanico de opciones. Las armas, además de la ordinarias, podrán estar bonificadas con efectos secundarios, como efectos incendiarios, explosivos, corrosivos o eléctricos, cada uno de los cuales especialmente será útil contra algún tipo de enemigo. Además, deberás equiparte con un escudo (e ir recogiendo mejores a medida que avanzas en el juego) y modificadores de clase, que te otorgarán bonificaciones. Habrá muchos tipos de granadas y también artefactos para asociar tus ataques a un tipo de daño en concreto. En lo que respecta a moverse sobre ruedas, el juego ofrece un sistema automático y gratuito de coches equipados con una torreta desperdigado por numerosos puntos del planeta.

Con todas esas armas, el objetivo será ir cumpliendo las misiones que encontremos para acabar finalmente en La Cámara. El sistema de misiones no es en absoluto lineal y podremos escoger cualquiera de las que tengamos activa, o incluso activar alguna nueva si las que hay no nos satisfacen de momento. Para cumplirlas, será muy recomendable un modo de transporte, y aunque el coche es válido, hay veces en que el objetivo estará tan lejos que nos saldrá más a cuenta utilizar alguna de las estaciones "Nuevo Tú", una suerte de portales para viajar directamente a cualquier destino donde haya otra estación. Y es que la región en la que nos moveremos se irá ampliando hasta ser notablemente grande, cosa necesaria para dar cabida a las numerosas misiones disponibles.

La estética cell shadding aporta al juego un toque especial e identificativo. Aunque en los primeros compases de desarrollo el juego iba a tener un aspecto realista, los gráficos de cómic envuelven un diseño atractivo y que, en contra de lo que algunos puedan pensar, hace que uno se acostumbre rápidamente (de hecho, después de jugar un mínimo de tiempo a Borderlands, probar otro título de gráficos más realistas puede parecernos extraño). Lo único que se le puede reprochar gráficamente es la nula expresividad de los personajes protagonistas. Por otra parte, la variedad de enemigos y el diseño de estos es especialmente bueno, y aunque no hubiera estado de más aumentar las clases de bestias autóctonas, las que hay se subdividen y podremos encontrarnos con un extenso repertorio. Los escenarios muestran un planeta árido y hostil, salpicado de asentamientos descuidados y rodeados de desperdicios, y un gran colofón en un entorno helado. Asimismo, el perfecto doblaje y los sonidos y efectos redondean una ambientación estupenda, no necesariamente reñida con el humor que de vez en cuando destila el juego.

El juego está especialmente diseñado para un multijugador cooperativo. La campaña es la misma que en un solo jugador, pero la cantidad de enemigos y su dureza irá en aumento paralelamente al número de participantes en la partida (un máximo de cuatro). Sólo el host de la partida avanza en su historia, pero todos los demás conservarán el resto de avances, como el dinero obtenido, los niveles ganados o las armas encontradas. También está disponible la opción de breves combates entre jugadores humanos, pero son más bien anecdóticos, ya que se resolverán enseguida y no tendrán demasiado aliciente.

Conclusión

Borderlands es un magnífico título de diversión inmediata y adictiva mecánica, obligando al jugador a ir siempre más allá para mejorar al personaje y encontrar mejores armas. Además, el control es tan sencillo que hace de algo tan trillado como conducir un coche acompañado de otro jugador una auténtica gozada, por lo original de su manejo. Precisamente quizá lo peor que tiene Borderlands es que se acaba cuando más se está disfrutando, y aunque tiene la opción de repetir el recorrido con idénticas misiones pero enemigos más duros, finalmente ese segundo trayecto sí es el definitivo. Se puede rejugar infinitamente, pero la limitación del nivel (50) que puede adquirir tu personaje hace que tengas que cambiar en el momento en que mejor pertrechado estás.

Borderlands tiene sombras, como cualquier otro juego aparecido hasta la fecha. Algún fallo puntual en la IA es una muestra de ello, como la ya mencionada limitación de nivel del personaje o la relativamente corta vida del juego, pero en realidad hay tantas luces que esos fallos no son sino pequeños copos negros en medio de un inmenso resplandor. Por la originalidad, por la acertada mezcla de géneros, por una banda sonora para recordar, y sobre todo por la enorme diversión que proporciona, Borderlands es sin duda uno de los mejores juegos del año.

-- Publicidad --

Horas jugadas: Más de 30.
Version analizada: 1.01
Equipo de pruebas: Procesador Intel Core 2 Quad Q9550 2,83 GHz. 8 Gb DDR2 SDRAM. Dos tarjetas gráficas NVIDIA GeForce 9600 GT 512 MB en SLI. Sistema operativo Windows Vista Home Premium Service Pack 1 (64 bit).

Jugabilidad: 10
Gráficos: 9
Música y sonido: 9
Modo multijugador: 9
Edición española: 9.5
Nota final: 9.5

Página 1 de 1

Comenta este artículo

 

 

FAQ Contacta con nosotros Publicidad Mapa web

Página generada en 0.021 segundos RSS 2.0 Players4Players