Análisis de Brave: A warrior's tale (Wii)

Carátula Brave: A warrior's tale

Fecha de lanzamiento: 18 de septiembre del 2009

Características: Wii-Plataformas-Aventura

Distribuidor: Koch Media

Desarrollador: Southpeak

Precio: 29,95€€

Manual: Español.
Textos: Español.
Voces: Español.

Código PEGI: 7+

 

Imagen 6 de Brave: A warrior's tale

Imagen 5 de Brave: A warrior's tale

Imagen 4 de Brave: A warrior's tale

Imagen 3 de Brave: A warrior's tale

Imagen 2 de Brave: A warrior's tale

Imagen 1 de Brave: A warrior's tale

Análisis publicado el 11-01-2010 por apetecan.

En la piel de un joven nativo americano, y ante toda una serie de hechos que descubrir y habilidades que aprender, deberás asumir los desafíos que se te pongan por delante para adquirir experiencia y salvar a tu aldea de las manos del Wendigo, una maligna criatura de leyenda que ha cobrado vida.

Brave: A warrior"s tale le recordará inmdiatamente a Super Mario Galaxy a aquél que lo haya jugado. Es también un juego de plataformas, con movimientos y acciones que rozan el plagio, pero con otra ambientación y un cuidado en el desarrollo infinitamente menor. Lo peor, probablemente, es la cámara, caótica y con poca opción de corregirla (hay un botón que la centra, pero sólo en determinadas posiciones de nuestro personaje con respecto al entorno). El control es también parecido al juego que mencionábamos, pero está menos conseguido, y en ocasiones también da problemas; también podríamos aludir al no aprovechamiento del wiimote, pese a que con frecuencia nos veremos en situaciones en las que sería muy conveniente moverlo para romper una rama o lanzar una flecha.

La historia trata del pequeño indio que deberá aprender de toda la sabiduría de los ancianos de su tribu para salir airoso de todos los peligros y desafíos que se le presenten. En realidad, no hay mucho más que contar, e incluso llama la atención la paradoja de que podamos destrozar arbustos y flores con tanto descaro como eliminar animales, siendo miembro de una de las civilizaciones más respetusosas con la naturaleza.

Para cumplir con las misiones contaremos con un mapa, que se puede ocultar, y que nos guiará en todos nuestros pasos. Hechos como éste, amén de su apartado gráfico, inducen a pensar que es una aventura destinada a la edad infantil, pero es cierto que el problemático control no le pondrá las cosas fáciles a un niño inexperto. Un adulto con un mínimo de experiencia aprenderá sin mucha dificultad, aunque con exasperación, a corregir manualmente los fallos de la cámara y del control mientras lidia con las criaturas que debe derrotar. Los variados movimientos que se pueden realizar son saltar, rastrear, bucear, blandir una rama o un hacha, o lanzar con arco, entre otros. En realidad, muchos de ellos se realizan de igual manera que otros, pero sólo están disponibles en determinadas situaciones.

El apartado gráfico es probablemente el siguiente aspecto en la lista de defectos, ya que es asombrosamente modesto, por no utilizar otra palabra menos amable. Al tosco modelado de escenarios y, sobre todo, de personajes, hay que añadir unas texturas muy sencillas y pocos efectos que nos abstraigan de los mediocres gráficos. La música y el doblaje son, sin ser una maravilla, lo más cuidado de este juego, donde unos ritmos nativos acompañarán la historia mientras juguemos y los diálogos nos irán narrando la historia.

Pese a todo, puede ser un juego entretenido para un niño si aprende a manejar la cámara y no tiene demasiadas referencias con las que comparar, porque, si las tiene, pronto se cansará.

Lo mejor: La música y la localización.
Lo peor: La cámara, el desfasado apartado gráfico y, en ocasiones, el control.

-- Publicidad --

Horas jugadas: Más de 3.

Jugabilidad: 5
Gráficos: 4
Música y sonido: 7
Edición española: 9.5
Nota final: 5

Página 1 de 1

Comenta este artículo

 

 

FAQ Contacta con nosotros Publicidad Mapa web

Página generada en 0.025 segundos RSS 2.0 Players4Players