Análisis de Resident Evil: Operation Raccoon City (Xbox 360)

Carátula Resident Evil: Operation Raccoon City

Fecha de lanzamiento: 23 de marzo del 2012

Características: Xbox 360-Acción-3º persona-Militar-Equipo-Arcade-Tiempo actual-Survival Horror

Distribuidor: Koch Media Capcom

Productor: Capcom

Desarrollador: Slant Six Games

Precio: 59.95€

Manual: Castellano.
Textos: Castellano.
Voces: Castellano.

Código PEGI: 18+

Web oficial: Disponible

 

Imagen 27 de Resident Evil: Operation Raccoon City

Imagen 26 de Resident Evil: Operation Raccoon City

Imagen 25 de Resident Evil: Operation Raccoon City

Imagen 24 de Resident Evil: Operation Raccoon City

Imagen 23 de Resident Evil: Operation Raccoon City

Imagen 22 de Resident Evil: Operation Raccoon City

Imagen 21 de Resident Evil: Operation Raccoon City

Imagen 20 de Resident Evil: Operation Raccoon City

Análisis publicado el 29-11-2012 por Raven.

No hemos podido controlar el virus ni sus consecuencias dentro de nuestras instalaciones. Ni las autoridades ni la población civil sabían a lo que se enfrentaban, y ahora Raccon es un caos. Todo el mundo lucha por salir de aquí lo antes posible sin convertirse en… eso. Pero nosotros tenemos otra misión, hay que evitar a toda costa que la compañía se vea involucrada en el incidente. Tenemos luz verde para tomar cualquier tipo de medida para lograrlo. Ni prisioneros ni supervivientes, todo, repito TODO, debe quedarse en Raccoon.

Una nueva vuelta de tuerca…

Nos hemos pasado días, semanas,… incluso años (recordemos que Resident Evil vió la luz a finales del 96) tratando de huir de los experimentos de Umbrella. Nuestra única intención siempre ha sido salvar el pellejo, ayudar a todo el que pudiéramos y evitar que la enfermedad se extendiera.

Y ahora, de buenas a primeras, pasamos a encabezar a las fuerzas especiales de la mega-corporación. Lo de salvar a la gente es lo de menos, incluso es mejor pegarlos un tiro antes de que revelen nada de lo ha ocurrido. Nuestra única intencionalidad es recuperar los prototipos y eliminar cualquier rastro de la verdad.

Para hacerlo, nada mejor que un equipo de especialistas. Los mejores de su clase, gente sin escrúpulos que no distinguen entre el bien y el mal, solo obedecen a quien les paga su abultada nómina y les da igual el resto del mundo. Somos mercenarios a sueldo de Umbrella y pasaremos por encima de quien (o qué) haga falta.

… sobre un tornillo bastante oxidado

RE hace tiempo que abandonó el Survival Horror puro y duro pegando un giro hacia la acción. El cambio, alabado y criticado a partes iguales, supuso un soplo de aire fresco en una franquicia que necesitaba sangre nueva entre una serie de mediocres títulos que vilipendiaron su gran legado.

Ese cambio llegó con RE4 y se consolidó en RE5. Conservaron ese toque de miedo a lo que te puedes encontrar tras la puerta y sacrificaron puzles a cambio de acción más inmediata. Mantuvieron esa agobiante sensación ir siempre casi sin munición, aunque facilitaron enormemente el encontrarla.

Y ahora llega este Spin-off que nos retrocede a los momentos de la caída de Raccon y sus ciudadanos. Por fin podemos vivir ese momento de caos con media ciudad huyendo de la otra media. Con la policía disparando a todo lo que no tenga pinta de estar vivo y viviendo de primera mano lo que Umbrella trató de hacer para controlar la situación.

Para mayor disfrute, por primera vez en toda la saga, vamos a ser los malos de la película, y para seguir innovando, nada de Survival Horror; acción pura y dura para soltar adrenalina eliminando zombies.

Y hasta aquí todo lo bonito que podíamos contar, porque la realidad es bien distinta. Seguid leyendo para averiguar el porqué de nuestras palabras.

Lo que pudo haber sido, pero que no fue

Empezaremos el análisis por la parte más fría, el apartado técnico. Se supone que el sacar un nuevo título, sobre todo cuando hablamos de uno del calado de RE, es de esperar que el aspecto técnico sea superior al anterior. Si no fuera posible mejorar dicho producto, al menos se sobrentiende que no se empeorara el resultado.

Pues empezamos mal, el apartado gráfico de RE: ORC se mueve muchos escalones por debajo de RE5, las animaciones son peores, las texturas mucho más simples y los escenarios repetitivos y con muy pocos detalles.

Bueno, cambiemos de tercio; la jugabilidad. Se supone que el motor de juego, si no puede mostrar gráficos a la altura de lo esperado, al menos será capaz de atender las necesidades de un juego de acción vertiginosa. Pues tampoco. El sistema de control es tosco y poco preciso, a eso tampoco ayuda la facilidad del quedarse enganchado en obstáculos “transparentes” del escenario. Si además sumamos un penoso sistema de cámaras, el resultado es realmente lamentable. Especialmente acusado en aquellos momentos de persecución contra bichos grandes, donde la confluencia de los tres problemas puede llevarnos a tener que repetir el escenario más veces de las que nos gustaría.

Para acabar de redondear el pastel, tenemos la IA. Es increíble lo mala que es. Nuestros compañeros directamente no tienen, es ver un enemigo y van a por él, independientemente de su fuerza o número. Flanquear o parapetarse es algo que desconocen. Preparaos para tener que revivirlos innumerables veces, y matarlos otras tantas cuando se contagien del virus. Menos mal que al comenzar una nueva fase nos reponen a los miembros caídos.

La IA enemiga, pues similar. Tienen los movimientos planeados y en cuanto te sales del guión ni te esperan, ni se defienden o comienzan a atacar por donde deberías haber aparecido. Una verdadera pena.

El audio sigue la estela del resto del apartado técnico, cumple pero sin sobresalir en nada. La verdad es que llegados a este punto, si visualmente es pobre y el control es malo, da igual que la banda sonora la pudiera haber grabado la filarmónica de Londres. Una pena.

El único punto en el que podemos romper una lanza a favor del juego es en su localización al castellano. Es la primera vez que nos encontramos un RE en nuestro idioma, cosa curiosa teniendo en cuenta que Capcom se suele olvidar de nosotros para estas cosas. Esperemos que siga así y que no sea una rareza más de este… juego. 

“Si no le gustan mis principios, tengo otros”

Y es que esta frase tan conocida del genial Groucho Marx vendría a simbolizar lo que significa este juego dentro de la saga.

Por poner un ejemplo claro, nos referiremos a uno de esos grandes enemigos que solo con sentir su presencia hace que nos tiemblen las canillas, el Licker.

Desde su aparición en RE2 significa el enfrentarnos contra una de las criaturas más peligrosas del juego. Carente de vista, pero con un sentido del oído excepcional, su poderosa lengua con la que atrapa a sus presas y sus afiladas garras con las que las despedaza, hacen de él un enemigo muy a tener en cuenta. No obstante, en RE: ORC es un enemigo más del montón. Es posible enfrentarse a un grupo de ellos, arrinconarlos en una esquina del escenario y matarlos a patadas sin apenas recibir daño. ¿Es esto normal? No, es una ofensa a toda el legado de RE que no podemos perdonar y que continua redondeando este “excelente” producto.

Apartado Multijugador

Si cambiamos a los idiotas de nuestros compañeros controlados por la máquina y nos enfrentamos a un enemigo controlado por un cerebro de verdad, la cosa gana muchos enteros. De hecho, es la única forma de disfrutar de verdad de este título. Da la impresión de que el modo aventura normal es una extra sin interés para sus creadores.

Conclusión

Resident Evil: Operation Raccon City es una broma de muy mal gusto. Es un título que jamás debería haber salido a la venta, y es otro ejemplo más de como a sus creadores les importa más bien poco el arrastrar por los suelos una saga seguida por millones de fans. Da la impresión de que se trata de un juego mediocre, al que para tratar de dar salida, han decidido vestir con las texturas y personajes de la conocida franquicia.

Lo mejor: El multijugador.

Lo peor: El resto.

-- Publicidad --

Horas jugadas: más de 10

Jugabilidad: 4
Gráficos: 7
Música y sonido: 7
Modo multijugador: 6
Edición española: 9
Historia: 4.5
Nota final: 4.5

Página 1 de 1

Comenta este artículo

 

 

FAQ Contacta con nosotros Publicidad Mapa web

Página generada en 0.017 segundos RSS 2.0 Players4Players