Análisis de Battlefield 2: Modern Combat (Xbox)

Carátula Battlefield 2: Modern Combat

Fecha de lanzamiento: 17 de noviembre del 2005

Características: PS2-Xbox-Acción-1 vs. todos-Militar-Arcade-Futurista

Distribuidor: Electronic Arts

Productor: Electronic Arts

Desarrollador: EA Games

Precio: 59,95€

Manual: Español.
Textos: Español.
Voces: Español.

Código PEGI: 12+

Web oficial: Disponible

 

Imagen 7 de Battlefield 2: Modern Combat

Imagen 6 de Battlefield 2: Modern Combat

Imagen 5 de Battlefield 2: Modern Combat

Imagen 4 de Battlefield 2: Modern Combat

Imagen 3 de Battlefield 2: Modern Combat

Imagen 2 de Battlefield 2: Modern Combat

Imagen 1 de Battlefield 2: Modern Combat

Análisis publicado el 13-12-2005 por alex.

La saga Battlefield no lleva demasiado tiempo por el mundo del videojuego pero ya se ha hecho un confortable hueco dentro de él. Por ahora sólo había hecho acto de presencia en compatibles, pero desde hace unas semanas podemos disfrutarlo en consolas.

Historia

Battlefield 2: Modern Combat nos sitúa en un hipotético conflicto entre las fuerzas de la OTAN y de China en territorio asiático. Lo realmente interesante radica en que estaremos en los dos bandos (por lados diferentes, por supuesto) y veremos como cambian las misiones y los objetivos de una facción a otra.

El espíritu de los anteriores Battlefield se ha perdido para bien o para mal, ahora controlamos a un grupo de élite. Poco queda ya de las grandes batallas entre decenas de soldados que veíamos en los monitores. Eso sí, al menos se mantiene todo el armamento y logística, con multitud de vehículos y utensilios que por supuesto podemos usar.

Gráficos

Es uno de los apartados más interesantes del juego, nos encontramos ante un título que exprime la Xbox pero que se deja algunas lagunas por el camino.

No sólo nos encontramos ante un vasto escenario sino que además éste se encuentra bien detallado. Por supuesto esta calidad conlleva tiempos de carga bastante elevados al inicio de cada misión, por suerte sólo los veremos al empezar una nueva fase, podemos reiniciarlas (cosa común) sin espera alguna. Eso sí, no es oro todo lo que reluce: el juego arrastra un problema bastante común, y es que los enemigos y ciertas partes del escenario aparecen de la nada según avanzamos, lo que rompe de cierta manera la ambientación.

En cuanto a efectos gráficos este título se sitúa a un nivel notable, las explosiones y demás efectos de partículas han sido bien representadas y no hacen decaer el framerate del juego en ningún momento (siempre alto). La nota negativa en este aspecto lo pone el excesivo desenfoque en todas sus líneas, bien es cierto que en pequeñas dosis incrementa la espectacularidad de un  videojuego, pero en este caso concreto confunde más que mejora.

El sistema de menús está diseñado de una manera muy clara y elegante. Sin embargo el modo de darnos los nuevos objetivos resulta tremendamente molesto, ya que se nos muestra información ocupando gran parte de la pantalla e impidiéndonos ver parte de la acción.

Música/Sonido

Inmersivo a más no poder, es sin duda una característica predominante en el sonido de la saga Battlefield. En esta versión no se ha dejado de lado ni mucho menos. Tiros aquí y allá es la melodía que aparece a lo largo del juego. Las voces, que más tarde trataremos en el apartado “edición española” están perfectamente integradas en el entorno, y no resultan forzosas.

La música por su parte no adquiere gran protagonismo debido a la intensidad del juego, y es que no podemos parar a escucharla ni un solo segundo.

Jugabilidad

Hasta ahora hemos visto apartados que bien podrían parecerse a otros juegos de la saga pero es en la jugabilidad donde Modern Combat se separa del resto.

Como hemos dicho anteriormente ahora prima el control sobre un pequeño grupo de élite y la utilización de los distintos hombres es primordial a la hora de terminar una misión con éxito. Para ello se ha introducido un botón para cambiar en tiempo real al soldado que controlamos, esto nos ofrece un amplio abanico de estrategias (es en Xbox Live donde esto se acentúa). Por supuesto no todos los hombres son iguales, unos están especializados en destruir vehículos y otros en abatir enemigos a gran distancia; para identificarlos se ha recurrido al clásico y efectivo sistema de iconos (situados en la cabeza).

Pero por supuesto no se ha perdido el fondo del juego, los vehículos siguen jugando un papel fundamental dentro del desarrollo del juego y como arma no hay nada mejor.

Edición española

Otro aspecto cuidadísimo. El juego nos da a elegir varios idiomas y entre ellos el español. Todo se encuentra traducido y doblado con gran calidad, algo extraño a día de hoy.

Ya entrando en la presentación nos encontramos ante la típica caja en formato DVD. El manual consta de 12 escasas páginas en blanco y negro. Además, y no menos importante, se incluye una prueba gratuita de 2 meses del servicio Xbox Live. La clasificación PEGI asciende a 12+ y añade además el sello de violencia.

Conclusión

Nos encontramos ante un juego de guerra bastante bueno que destaca principalmente en el apartado tecnológico. A nivel jugable incorpora novedades importantes dentro de la saga Battlefield pero no lo suficientemente maduras como para situarse por encima de las versiones de compatibles.

Lo mejor: Buen apartado técnico, cambiar el soldado al vuelo, muchas armas y vehículos.
Lo peor: Rompe con los demás Battlefield, algún defecto gráfico.

-- Publicidad --

Horas jugadas: 8

Jugabilidad: 7
Gráficos: 7
Música y sonido: 8
Edición española: 9
Nota final: 7.5

Página 1 de 1

Comenta este artículo

 

 

FAQ Contacta con nosotros Publicidad Mapa web

Página generada en 0.022 segundos RSS 2.0 Players4Players